Organizaciones urgen al Gobierno mexicano implementar recomendaciones de Naciones Unidas sobre derecho humano a agua y al saneamiento

Home / Noticias / Organizaciones urgen al Gobierno mexicano implementar recomendaciones de Naciones Unidas sobre derecho humano a agua y al saneamiento

Organizaciones urgen al Gobierno mexicano implementar recomendaciones de Naciones Unidas sobre derecho humano a agua y al saneamiento

Organizaciones urgen al Gobierno mexicano implementar recomendaciones de Naciones Unidas sobre derecho humano a agua y al saneamiento

COMUNICADO COMDA

  • Existe nulo avance en el cumplimiento de las Recomendaciones de Naciones Unidas.
  • Es urgente promulgar en plena colaboración con todos los interesados pertinentes, una legislación general, que dé pleno efecto a los derechos humanos al agua y el saneamiento.

 

Este 22 de marzo, en el marco del Día Mundial del Agua 2019 cuyo tema es: “No dejar a nadie atrás”[i], la Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA) recuerda a las autoridades de los tres Poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial su deber de atender las Recomendaciones internacionales que México ha recibido en materia de derechos humanos al agua y al saneamiento, de Leo Heller Relator Especial de Naciones Unidas encargado de la vigilancia y promoción de estos derechos, contenidas en su informe de Misión a México (A/HRC/36/45/Add.2)[ii] de 2017, así como las recomendaciones del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas derivadas del examen a México de 2018 y contenidas en sus Observaciones Finales (E/C.12/MEX/CO/5-6). Ambos grupos de recomendaciones internacionales siguen vigentes y tocan temas de competencia de las autoridades federales, estatales y municipales.

Entre las Recomendaciones del Relator Especial destacan:

1) Promulgar sin dilación indebida y en plena colaboración con todos los interesados pertinentes, una legislación general revisada sobre el agua, en la cual se dé pleno efecto y significado a los derechos humanos al agua y el saneamiento consagrados en el derecho internacional y en la Constitución mexicana. 2) Actualizar con urgencia las normas de calidad del agua potable siguiendo las guías y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y ejercer vigilancia y supervisión de la calidad del agua potable más estrictas y más orientadas a la protección de la salud. 3) Intensificar medidas para asegurar la igualdad de acceso de las mujeres y niñas al agua y el saneamiento, particularmente en zonas urbanas periféricas y localidades rurales dispersas. 4) Velar por que se apliquen tarifas sociales a los servicios de modo que el suministro asequible esté asegurado para todos, y establecer entidades reguladoras oficiales de proveedores privados y públicos. 5) Revisar el sistema descentralizado de los servicios de agua y saneamiento con miras a fortalecer el apoyo y la financiación estatal y federal a los proveedores de servicios de nivel municipal. 6) Proporcionar más apoyo y financiación de los diferentes niveles de gobierno a los sistemas de agua y saneamiento gestionados por las comunidades a fin de lograr su ampliación y su buen funcionamiento. 7) Hacer investigaciones independientes sobre los efectos en el medio ambiente y la salud de los proyectos de desarrollo, las actividades industriales y comerciales y el uso extensivo de plaguicidas, haciendo hincapié en la contaminación o la sobreexplotación de las fuentes de agua, particularmente cuando esas fuentes de agua se utilizan para abastecer a una o más comunidades. 8) Fortalecer mecanismos judiciales y procedimientos no judiciales de reclamación por vulneraciones de los derechos al agua y el saneamiento que sean accesibles, transparentes y sujetos a rendición de cuentas. 9) Asegurar los derechos de todas las personas y grupos a protestar libremente por cuestiones relativas a sus derechos al agua y el saneamiento, sin temor a ser víctimas de hostigamiento o detención, y garantizar su seguridad y su protección con arreglo a la ley y en la práctica.

Por su parte, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas, insta al Estado mexicano a asegurar una coordinación efectiva entre los diferentes niveles de la administración y a asignar recursos suficientes para el suministro adecuado de agua potable y servicios de saneamiento a toda la población, sin olvidar los grupos más desfavorecidos y marginados y los que viven en zonas rurales y remotas. Asimismo, le recomienda que asegure una debida protección de sus recursos hídricos frente a los efectos negativos generados por actividades económicas y de explotación de recursos naturales; que determine sanciones para las empresas cuyas actividades contaminen los recursos hídricos; y que establezca un sistema adecuado y sostenible de gestión y tratamiento de aguas residuales. El Comité también alienta al Estado mexicano a considerar favorablemente el cumplimiento de las Recomendaciones del Relator Especial en la materia.

Justamente, el Relator Especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos al agua potable y el saneamiento, Sr. Léo Héller, volvió a México del 13 al 15 de marzo de este año para dar seguimiento a sus recomendaciones y fue informado en audiencia privada con organizaciones civiles y sociales de varios estados de la República mexicana acerca del nulo avance en el cumplimiento, el saldo negativo del sexenio pasado y los desafíos y obstáculos que observamos en el presente. Asimismo, le fue entregada al Relator Especial la segunda edición del Informe colectivo sobre violaciones a los derechos humanos al agua potable y al saneamiento en México,[iii] que días previos también fue entregado a la titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), Dra. Blanca Jiménez Cisneros, esperando que en esta administración sí se impulsen los cambios necesarios y urgentes en el modelo de gestión del agua y se adopten las medidas apropiadas que permitan avanzar en la realización de los derechos al agua y al saneamiento en México.

Si bien entre los 100 compromisos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dos de ellos refieren a la protección de las fuentes de agua, si no se implementan las medidas legislativas, de política pública y presupuestales correspondientes, no bastará con declarar que: “No usaremos métodos de extracción de materias primas que afecten la naturaleza y agoten las vertientes de agua como el fracking[iv] y “No se permitirá ningún proyecto económico, productivo, comercial o turístico que afecte el medio ambiente. Se evitará la contaminación del suelo, agua y aire y se protegerá la flora y la fauna. No se privatizará el agua.”[v]

 

[i] El tema del Día Mundial del Agua 2019 “No dejar a nadie atrás”, recuerda una de las metas del Objetivo 6 de Desarrollo Sostenible (ODS 6) que consiste en garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos de aquí a 2030. Más en: http://www.un.org/es/events/waterday/

[ii] Informe del Relator Especial de Naciones Unidas sobre los Derechos Humanos al Agua Potable y el Saneamiento, Sr. Léo Heller, sobre su Misión a México (A/HRC/36/45/Add.2) disponible en: https://www.ohchr.org/EN/Issues/WaterAndSanitation/SRWater/Pages/VisitMexico.aspx

[iii] Informe sobre violaciones a los derechos humanos al agua potable y al saneamiento en México, versión revisada y editada en 2018 para su difusión, disponible en: http://www.comda.org.mx/wp-content/uploads/2019/01/informe_DHAyS-2da-edicion.pdf

[iv] Compromiso 75, enunciado por AMLO en el acto del 1 de diciembre de 2018 en el zócalo capitalino. Ver: https://www.animalpolitico.com/2018/12/discurso-amlo-zocalo/

[v] Compromiso 76, enunciado por AMLO en el acto del 1 de diciembre de 2018 en el zócalo capitalino. Ver: https://www.animalpolitico.com/2018/12/discurso-amlo-zocalo/