Uruguay – Entrevista a Gustavo González de la FUCVAM sobre la importancia de diferenciar mercancía y DDHH

Home / Noticias / Uruguay – Entrevista a Gustavo González de la FUCVAM sobre la importancia de diferenciar mercancía y DDHH

Uruguay – Entrevista a Gustavo González de la FUCVAM sobre la importancia de diferenciar mercancía y DDHH

Uruguay – Entrevista a Gustavo González de la FUCVAM sobre la importancia de diferenciar mercancía y DDHH

Por Garabed Arakelian y Eduardo Aparicio

A primera hora de la tarde de un soleado miércoles de julio, encontramos a Gustavo González  Soto en la sede de la Federación, FUCVAM, que, como bien él dice, “ siempre ha sido su casa”. Allí estaba para contestar a nuestras preguntas sin esquivar nada, con su decir sereno, reflejo de su pensamiento claro, y esa simpatía genuina, propia de las personas de buena madera, que muchas veces aparece y distingue a los luchadores sociales. A los de siempre. Y él es uno de ellos: combativo, clasista. La vida le ha sumado años, y la barba –que suele acariciar cada tanto- se le ha espesado y le da un aire calmo, como de “señor mayor” pero, afortunadamente, no ha perdido nada de  esa rebeldía distintiva de quienes saben que los cambios se hacen desde abajo. Sus ademanes. el tono y la mirada lo confirman.

Aclaremos, aunque es difícil de explicar, que intentar una entrevista que no sea complaciente con alguien con quien se tienen muchas coincidencias plantea  dificultades, más aún cuando el entrevistado pone lo suyo para evitar complacencias. Acordamos previamente que la transcripción de la entrevista, para respetar el estilo de Claridad en estos temas, dejaría de lado el tuteo coloquial y el diálogo sería en términos de “usted”.  Y así, con un tono, mezcla de alegría y responsabilidad militante, iniciamos la conversación con el recientemente electo Secretario General de FUCVAM.

  

– Comencemos con algo de historia, de sus inicios en la militancia. 

-Yo comencé a militar con 13 años a fines de los 60. Era otro momento histórico el  país estaba polarizado. Inicié mi militancia en el Liceo 26 de Jacinto Vera.. Luego la militancia discurrió por el lado laboral: fui dirigente del sindicato de los trabajadores del Correo, de la Mesa Coordinadora de la Confederación de Funcionarios del Estado (COFE)  y delegado general de la Federación de la Bebida, un recorrido importante por varios gremios, siempre ligado al movimiento obrero. Y claro, está también FUCVAM donde comienzo a militar al principio de los 70; primero en la Comisión de Fomento, donde ocupé dos veces la presidencia y ahora reincido por cuarta vez en ocupar la Secretaría General. Me siento totalmente identificado con el movimiento social y sus luchas, principalmente con momentos imborrables que recuerdo con emoción como fue la lucha contra la dictadura, hice parte de la Inter Social y de la Inter Sectorial que convocaba a apagones y cacerolazos.

–  Por lo que conocemos hay también una larga experiencia internacional y llama la atención que la experiencia de FUCVAM encuentra recepción en otras latitudes. Háblenos de la misma.

– Estuve en Centro América y otros países impulsando el modelo cooperativo, vuelvo en el 2017 y regreso a mi casa Me sumo entonces a una Comisión con la intención de trabajar en el rescate de la memoria. Integrarme a la vida de la Federación y sus luchas llevó a que compañeros y compañeras de diversa procedencia y conocimiento me plantearan volver a la dirección, convite que acepté,  porque hace parte de un compromiso y de una opción de vida.

Siento que este movimiento tiene una potencialidad formidable junto con otros movimientos sociales. Aquí estoy en un momento difícil, que podemos  caracterizar como de transición, estoy muy feliz de estar aquí haciendo parte de la conducción política de la Federación junto a un grupo muy importante de compañeros.

– Al iniciar un nuevo mandato y en un momento tan delicado como el que alude ¿dónde estará el énfasis de la nueva dirección?   

– En lo interno tenemos dos grandes ejes:  uno, ligado a la lucha gremial ya que para que el movimiento pueda seguir creciendo y hacer frente a los avatares que  la historia de nuestro combate social nos vaya presentando. El otro eje , es darle importancia al desarrollo de nuestros barrios. Entiendo que la autogestión y el control de los trabajadores en sus barrios aún no se han enfatizado lo suficiente. Pero también debo decir que no dejo de asombrarme cuando llego a barrios cooperativos, construidos en la década de los 70, y me encuentro la sinfónica en el salón municipal, a las abuelas leyendo cuentos a los niños todos los viernes, los gimnasios llenos. El cálculo que hemos sacado es que hay alrededor de 6 mil personas militando semanalmente en las distintas comisiones del movimiento. Hoy, FUCVAM cuenta con   560 cooperativas en todo el país y, por ejemplo, es un dato no menor que en la ciudad de Mercedes, un tercio de la población vive en cooperativas de vivienda. Estos son los dos ejes internos. A eso agregamos que se le debe dar mucha importancia y transcendencia a la lucha por la equidad de género, apoyando la pelea que están dando las mujeres por sus derechos. En el área internacional, la crisis del sistema capitalista obliga a que debamos hermanarnos cada vez con los luchadores de otros países. Cada vez más ligarnos al movimiento sindical, estudiantil y otros movimientos sociales y colectivos que hacen parte del movimiento popular. Hoy tiene una importancia vital preparar al movimiento popular para la crisis que se avecina.

– Y en esa preparación para un futuro crítico, ¿opinan que hay que reafirmar la independencia y autonomía del movimiento social o por el contrario tomar distancia de esos conflictos?

– Absolutamente, yo creo en la independencia política de las organizaciones de masas. En breve tendremos que comenzar a discutir en la recreación de un frente social de todas las organizaciones populares, para enfrentar los ajustes que vendrán, sea el gobierno que sea, esto es muy importante. 

– Y hablando de reivindicaciones:   ¿Cómo está planteado ahora el conflicto con el MVOTMA?

– Yo lo califico como un conflicto bastante increíble para un gobierno que pretende ser progresistaEl tema es el siguiente: el debate es consideramos a la vivienda como un derecho o como una mercancía. Un interés del 5% que se colocó a partir del 2008 por una  nueva reglamentación del MTOVMA, es un interés de plaza. Se contrapone el logro de una conquista muy importante de éste periodo, como es la ley que subsidia el derecho a la permanencia, con el interés que hace parte de la cuota.. Pero son dos cosas que no se deben contraponer, nosotros no queremos ser subsidiados, si la canasta familiar llega a $ 90.000, si la gente ganara eso nadie  tendría que ser subsidiado. Se trata de dos cosas que van por carriles separados. La rebaja al 2% la hemos conquistado con el último periodo de la dictadura, con los colorados, con los blancos que pretendieron modificarla. Y siempre amortizamos al 2%. Entendemos que el Ministerio que se comprometió a respondernos el 15 de agosto, debe reflexionar y modificar su postura sobre este retroceso  de aumentar los intereses de los préstamos y abandonar la contraposición con los subsidios. Por otro lado, algo que tiene que quedar muy claro es que los préstamos están en UR y como se sabe, la UR sube todos los años y pagamos 25 años, hemos pagado 3 veces los préstamos.

El otro tema es que se exonere del IVA a los préstamos de las cooperativas. Este año se dejaron de recaudar 75 millones de dólares por la exoneración de IVA a las mal llamadas viviendas de interés social. Hubo  una declaración de la Ministra que  considera que es de justicia que las cooperativas no paguen IVA. Todavía está renuente a la rebaja del interés, pero esperamos que el 15 de agosto en la reunión que ya quedó pactada,  se pueda superar un conflicto, que nunca debió instalarse por parte de este gobierno.

– El año electoral ¿no traerá aparejado una tregua en la movilización de FUCVAM?

– Para nada, nosotros tenemos claro que la lucha de clases no se ha extinguido y los problemas continúan; la prueba está al rojo vivo con el tema de la vivienda, cuando  se exonera a las empresas capitalistas de la construcción y no al cooperativismo de vivienda. Entonces, ¿como hay elecciones los cooperativistas debemos callarnos la boca? Pues no: haya o no haya elecciones, nos vamos a movilizar. 

También aprovecho para decir que todos los que nos movilizamos, y que somos muchos, ya que está en  conflicto el sindicato del medicamento, los curtidores, hasta hace pocos días MontevideoGAS, y otros más, siempre por cuestiones fundamentales ¿acaso somos nosotros  los que le ponemos palos en la rueda al gobierno? No! Para nada, si le ponemos palos en la rueda a alguien es a quienes nos ponen palos en la rueda a nosotros.

– ¿Cómo es la diferenciación entre la idea de independencia de los sindicatos y la prescindencia ante gobiernos de corte progresista? 

– Para mi tal afirmación está vaciada de  contenido, la historia del movimiento obrero internacional reivindica la independencia política de la clase obrera frente al Estado, las Iglesias y los Partidos Políticos, si eso se tergiversa vaya por quienes lo hacen.

Texto original en: http://periodicoclaridad.com/sitio/index.php/cat-sindicales/375-los-palos-en-la-rueda-los-ponen-quienes-no-diferencian-entre-mercancia-y-derechos-humanos?fbclid=IwAR2mD0xgdFP_H_PPLB2mRfX9Z5DahrSiYD1_xL-3twjq-MYp7BgLBgy7Nec